Afecciones del borde de la oreja en mascotas

Cuando un perro (o un gato) presenta el borde de los pabellones auriculares alterados nos encontramos ante un síntoma que es común en muchas enfermedades. Nos ayudará a hacer un diagnóstico diferencial entre las distintas posibilidades una buena anamnesis y un exámen físico completo. La raza, la especie y el patrón de aparición nos ayudará a discernir. A  continuación vamos a valorar algunas de estas enfermedades.

Vasculitis con necrosis del cartílago de la oreja en perros
Se observan lesiones costrosas, exudativas y ulceradas linealmente, en  aquellos perros sometidos al corte de orejas.

Necrosis trombovascular proliferativa de la oreja
Lesión normalmente simétrica bilateral, con necrosis distal muy dolorosa y progresiva de la oreja en perros.

Dermatomiositis familiar
Trastorno autosómico dominante en Collies y Shetland, se sospecha que es debida al depósito de complejos inmunes que provocan, desde muy temprana edad pápulas, vesículas y costras con alopecias focales, normalmente en borde de orejas, cara, parde distal de cola y extremidades.

Pliegue de los extremos de las orejas de los gatos
En algunos casos puede ser de origen genético como es el caso de la raza Curl americana (con distintos grados de pliegue) pero en otros son debidos a lesiones derivadas de la radiación solar o la aplicación de glucocorticoides.

Dermatitis solar o actínica
Se observa alopecia, eritema intenso con tumefacción, formación precoz de costras. Pueden quedar pigmetados los pabellones auriculares. Puede ser secundario a procesos inflamatorios autoinmunes o después de la administración de fármacos y plantas fotosensibilizantes.

Carcinoma solar o de células escamosas
Complicación de la dermatitis solar, sobre todo frecuente en gatos con capa blanca y vida libre en calle o jardín.

Dermatosis del borde de las orejas
Es una enfermedad seborreica idiopática frecuente en perros con orejas caídas y especialmente Dachshunds. Puede progresar hasta llegar a presentar síntomas de vasculitis. En un principio se aprecia acúmulo de restos queratináceos, grasos, blandos que evolucionan con alopecia, costras, griestas, úlceras y fisuras muy dolorosas.

Sarna demodécica o Demodicosis
Es una infectación parasitaria en la que los ácaros suelen afectar principalmente la zona auricular y rostral y los miembros delanteros por rascado y lamido.

Dermatitis por picadura de moscas o mosquitos.
Suele ser por picaduras del género Stomoxys en perros y Culicoides en gatos. Se produce alopecia, tumefacción inflamatoria y hemorragia y costras discretas.

Infestación por Microsporum canis

Se aprecia descamación, pérdida de pelo por rotura de aquellos infectados e hiperpigemntación en el centro de la lesión. Es el único dermatofito pequeño que produce fluorescencia bajo la lámpara de Wood y sólo en el 60% de los tipos de esta especie.

Leishmaniosis
La oreja suele ser un punto de inoculación del flebotomo y podemos encontrar hasta tres fases:
Fase precoz: caracterizada por una lesión eritematosa y escamosa de 10 a 15 mm de diámetro rodeada por un anillo edematoso.
Fase intermedia: caracterizada por una lesión ulcero-costrosa con un tamaño de 2 a 3 cm de diámetro
Fase precicatricial: que precede a la desaparición definitiva de la lesión.
Cuando la fase cutánea de la enfermedad ya ha sido rebasada y estamos ante una fase visceral podemos encontrar depósitos de inmunocomplejos en el borde de las orejas provoca una dermatitis exfoliativa, resultado de la acumulación de células epidérmicas superficiales muertas (escamas), que se desprenden de la piel.

Enfermedades autoinmunes
En el Lupus eritematoso sistémico podemos encontrar una presentación con necrosis en el borde de las orejas, pudiendo también haber alopecia, costras y despigmentación.
Dentro de las causas autoinmunes, es posible la afectación de los bordes auriculares debida a crioaglutininas, proceso en el que aparecen necrosis en las partes distales corporales (puntas de orejas, rabos y pies) cuando el animal se expone a temperaturas frías, por debajo de los 5°C.

Trastornos endocrinos: hiperadrenocorticismo, hipotiroidismo canino, hipertiroidismo felino, diabetes mellitus.
Las características dermatohistopatológicas de las endocrinopatías se asemejan a la atrofia epidérmica, la atrofia folicular y la hiperqueratosis. La falta de acicalamiento también es un factor a tener en cuenta pues empeora los cuadros.



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Domingo García

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en domingovetjg.es
Esta entrada fue publicada en dermatología, oncología, otorrino, parasitarias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¿Quieres recibir más artículos como este por email?

Introduce tu email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *