Hiperestrogenismo en Huronas.

La anemia inducida por estrógenos o hiperestrogenismo se da en hembras en celo que no tienen posibilidad de cópula. Como en las huronas la ovulación es inducida por la cópula, si esta no se lleva a cabo seguirá produciendo estrógenos durante todo el periodo fértil. También puede aparecer en hembras castradas que presenten remanente ovárico o en aquellos individuos que presenten asociado un proceso de hiperadrenocorticismo.
Los estrógenos inducen la anemia aplásica, lo que conlleva la reducción por debajo del límite normal del número de glóbulos rojos en la sangre. Además no suele reaccionar a tratamientos antianémicos específicos.

El tratamiento se hace según el hematocrito:
1.- Cuando el hematocrito es superior al 25% se puede tratar con gonadotropina coriónica humana a dosis única de 100 UI por Animal, que se repetirá a los 7-15 días. Después se recomienda la castración.
2.- Cuando el valor hematocrito está comprendido entre los 15-25% se procede a un tratamiento de soporte y después ovariohisterectomía.
3.- Si el hematocrito es menor del 15% el pronóstico no es del todo bueno. Un tratamiento agresivo intentando estimular la médula con esteroides anabolizantes o eritroyopetina a dosis de gato puede ayudar. Habrá que valorar realizar una transfusión sanguínea (10ml sangre fresca con uno de citrato) a la vez que se hace la ovariohisterectomía. Sin embargo llegados a este punto la anemia aplásica y la pancitopenia están muy avanzadas y en estas condiciones es más difícil que sobrevivan al trauma de una cirugía.

No se han descrito grupos sanguíneos en hurones que hagan necesarias las reacciones cruzadas antes de una transfusión y hasta ahora se pueden hacer de forma repetida si es de necesidad.
Al principio del proceso nos podemos encontrar con la presencia de apatía, letargo, depresión e inapetencia que puede llegar a la anorexia. Si el estro dura más de un mes puede aparecer alopecia bilateral simétrica en el tercio posterior y tronco del animal, hipertrofia de la vulva. Conforme va avanzando aparecen hemorragias diversas por trastornos de la coagulación por trombocitopenia (petequias, quemosis, melenas), infecciones secundarias por inmunodeficiencia y en estadíos finales aparecen hemorragias subdurales y la sintomatología nerviosa.
Se puede hacer el control de hembras no castrada mediante el uso de machos estériles o vasectomizados (sino queremos descendencia). Este coito infructuoso provoca un estado de pseudogestación en las hembras que se solventa con la aplicación de Proligestona  desde finales de marzo o desde el inicio del celo, en caso de que se adelante. La dosis es de 0,5ml subcutáneo. Si la hembra entra en celo puede inyectársele una segunda dosis. Las hembras crían de forma satisfactoria al año de esta aplicación y no se han observado casos de piómetras por este hecho.
Para hacerlas ovular artificialmente durante los meses de foto periodo decreciente se puede aplicar  gonadotropina coriónica humana a dosis de 20 UI IM.

En la imagen que acompaña el artículo además del edema en la vulva se puede apreciar un absceso que apareció en la zona abdominal de la hurona.



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Domingo García

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en domingovetjg.es
Esta entrada fue publicada en dermatología, endocrinología, exóticos, pequeños mamíferos, reproducción y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

¿Quieres recibir más artículos como este por email?

Introduce tu email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *