Aspergilosis aviar (parte 1 de 2)

La aspergilosis aviar es una enfermedad muy común, particularmente en aves acuáticas en cautiverio, aves zancudas, pingüinos, rapaces, faisanes y paseriformes. Entre los psitácinos domésticos, la aspergilosis es vista frecuentemente en loros del Amazonas y loros grises africanos. Generalmente el organismo causal es Aspergillus fumigatus, aunque también ocurren infecciones por Aspergillus flavus y Aspergillus niger.

Signos clínicos
Los signos clínicos varían de acuerdo al sitio anatómico de la infección, pero generalmente se consideran un reflejo de enfermedad del tracto respiratorio y/o ocasionalmente del sistema nervioso central (SNC). Hay tres presentaciones comunes de esta enfermedad:
1.Enfermedad difusa del tracto respiratorio inferior,
2.Granuloma de siringe y
3.Granuloma focal del SNC, particularmente en el cerebro.

Enfermedad difusa del tracto respiratorio inferior – Un ave con enfermedad difusa del tracto respiratorio inferior a menudo presenta disnea evidente, (respiración con la boca abierta, balanceo de la cola, incremento en la frecuencia respiratoria, esfuerzo en reposo, taquipnea prolongada después de la manipulación, echada sobre su percha), y puede ó no tener la apariencia general de un ave enferma: con plumaje erizado y menos activa. Esta presentación es particularmente común en paseriformes, loros y rapaces. La enfermedad difusa del tracto respiratorio inferior es común también en aves acuáticas y zancudas, pero frecuentemente estas especies presentan muerte aguda, con pocos ó ningún signo premonitorio, aunque si el peso corporal se fue registrando previo a la muerte, en muchos casos es posible detectar pérdida crónica de peso.
Granuloma de siringe – Las aves con granuloma de siringe pueden tener también enfermedad del tracto respiratorio inferior, pero frecuentemente presentan una lesión única en la siringe. El signo clásico que ayuda a identificar a muchas aves con esta presentación de aspergilosis es un cambio en el timbre ó tono de la voz. Los loros, paseriformes y aves acuáticas son las especies que más comúnmente tienen esta forma de la enfermedad. Si el granuloma de la siringe es suficientemente grande como para obstruir la vía aérea, pueden también aparecer muchos de los signos de disnea mencionados anteriormente.
Granulomas focales – Los granulomas focales en el cerebro pueden ocurrir en cualquier especie pero son vistos con más frecuencia en aves acuáticas, especialmente en pato de flojel. Pueden presentarse signos de afectación del sistema nervioso central como ataxia ó tortícolis. Así como en la presentación del granuloma de siringe, el tracto respiratorio inferior puede estar afectado simultáneamente, ó el granuloma en SNC puede ocurrir como lesión única.
Los granulomas focales también pueden ocurrir fuera del SNC, causando signos como paresia unilateral ó atrofia unilateral del músculo pectoral.

Diagnóstico
Los hallazgos del examen físico pueden incluir aumento en la frecuencia y esfuerzo respiratorios, incremento en sonidos pulmonares, dificultad obvia para respirar, taquipnea prolongada después de una manipulación, signos en SNC, cambio en el tono de las vocalizaciones y adelgazamiento. Puede ó no presentarse anorexia. Ocasionalmente no se encontrarán anormalidades en el examen físico.
Para aves en las que los signos clínicos ó la historia clínica sugieren aspergilosis, la endoscopía puede proporcionar un diagnóstico rápido si la enfermedad ha avanzado lo suficiente para que puedan ser observadas manchas blancas de elementos fúngicos directamente en sacos aéreos. La apariencia es bastante característica, pero el diagnóstico puede también ser verificado tomando una muestra del tejido afectado durante la endoscopía, para realizar examen citológico. También puede llevarse a cabo un lavado de sacos aéreos para citología y cultivo. La traqueoscopía usando un broncoscopio pediátrico flexible ó un endoscopio rígido de calibre pequeño puede ser usada para visualizar los granulomas de siringe.
Las radiografías de cuerpo completo pueden ser útiles en el diagnóstico: pueden observarse granulomas en siringe, granulomas multifocales en sacos aéreos ó incremento difuso de opacidad en el tracto respiratorio inferior. Si la enfermedad ha avanzado hasta el punto en que las lesiones pueden ser observadas en las radiografías, particularmente en los sacos aéreos ó en huesos neumáticos como el húmero, el pronóstico debe ser cauteloso.
Los resultados de análisis de sangre pueden variar, pero los animales infectados frecuentemente presentan una leucocitosis substancial con una cuenta total de células blancas mayor a 30,000. Puede ó no presentarse monocitosis, dependiendo del estado crónico de la enfermedad. Los resultados de química sanguínea frecuentemente no presentan datos extraordinarios. Algunos análisis auxiliares disponibles para aves incluyen determinación de título de anticuerpos contra Aspergilus, y un análisis para anticuerpos/antígeno. Unas cuantas especies, como el Tecolote cornudo, pueden tener aspergilosis fulminante independientemente de resultados negativos de título de anticuerpos. La electroforesis de las proteínas de suero, puede ayudar a detectar la presencia de inflamación crónica consistente con esta enfermedad. Finalmente, la imágen por resonancia magnética (IRM) también puede ser útil en los casos en que se sospecha de un granuloma focal en cerebro.



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Juan Griñán

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en juan.vetjg.es
Esta entrada fue publicada en aves, exóticos, respiratorio. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Aspergilosis aviar (parte 1 de 2)

¿Quieres recibir los comentarios por email?

Introduce tu email:

  1. Fran Romero dice:

    Sumamente interesante. Te agradecería que me recomendases una buena bibliografía sobre tratamiento y diagnosis de patologías en psitácidas (especialmente en el caso del Loro Gris Africano).
    Gracias y enhorabuena por el artículo.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *