Ehrlichiosis Mononuclear Canina

La ehrlichiosis monocitotrópica canina está causada por un grupo de bacterias intracelulares que parasitan las células mononucleares (monocitos, macrófagos y linfocitos) del perro, y cuyo representante principal es la Ehrlichia canis. La E. canis es una bacteria cosmopolita que se transmite principalmente por la garrapata marrón Rhipicephalus sanguineus, aunque otros vectores pueden transmitirla de forma esporádica.

La variabilidad en la gravedad de la enfermedad se asocia a múltiples factores, como la concurrencia de otras infecciones transmitidas por garrapatas (babesiosis, anaplasmosis…), cantidad de bacterias inoculadas por la garrapata, estado inmunológico previo y raza (el Pastor Alemán es más susceptible que otras razas). No hay predilección por edad o sexo.

Mórula de Ehrlichia spp en el citoplasma de una célula mononuclear. Frotis de sangre teñida con Diff-Quick

El periodo de incubación se establece entre 8 y 20 días, en los que la Ehrlichia se reproduce por fisión binaria en los macrófagos del sistema monocítico-fagocítico diseminandose por todo el organismo. El curso clínico de la ehrlichiosis tiene 3 fases: aguda, subclínica y crónica; en ocasiones diferenciables por la sintomatología y por las anormalidades clinicopatológicas. La fase aguda dura entre 2 y 4 semanas y los signos clínicos más frecuentes incluyen fiebre, descarga oculonasal, anorexia, letargia, petequias, equimosis, epistaxis, linfadenomegalia y esplenomegalia. Las anormalidades de laboratorio en ésta fase incluyen anemia leve a moderada (aunque la anemia puede ser más importante si se desencadena un proceso hemolítico inmunomediado), trombocitopenia, leucopenia con neutropenia (a veces se observa linfocitosis en grado variable) e hiperglobulinemia de carácter policlonal, aunque algunos animales desarrollan una hiperglobulinemia monoclonal. Si los animales superan la fase aguda entran en la fase subclínica. Durante la fase subclínica, los animales no presentan sintomatología, suben de peso por un aumento del apetito y ya no presentan fiebre, aunque pueden ser portadores de la enfermedad durante varios años. Sin embargo, los recuentos de plaquetas suelen ser algo inferiores en ésta fase. Los animales inmunodeprimidos, o que por cualquier razón son incapaces de eliminar la bacteria del organismo, entran en la fase crónica de la infección, manifestando anemia leve a moderada no regenerativa (anemia de las enfermedades inflamatorias crónicas) y pancitopenia en su forma más grave por disminución en la velocidad de producción de células hemáticas (aplasia/hipoplasia medular).

Mórula de Ehrlichia spp en el citoplasma de una célula mononuclear. Frotis de sangre teñida con Diff-Quick

Además de los signos clínicos anteriormente descritos, los animales pueden desarrollar una amplia variedad de síntomas. Los signos oculares como uveitis y ceguera son como consecuencia de coriorretinitis, hemorragia retinal y desprendimiento de retina. Los signos neuromusculares se asocian a meningitis y hemorragias meningeas. Aunque no es frecuente, en algunos casos de animales con neuropatías se han observado mórulas de ehrlichia en el análisis citológico del LCR. Algunos animales muestran polimiositis. La poliartritis es un signo clínico bastante frecuente y se asocia a hemartrosis o a depósitos de inmunocomplejos en la membrana sinovial. El líquido sinovial, a menudo muestra una elevada concentración de neutrófilos. Finalmente, los perros con ehrlichiosis pueden desarrollar infecciones oportunistas por otras bacterias, hongos o protozoos. A pesar de que el vector de transmisión es diferente, los animales con ehrlichiosis, frecuentemente presentan coinfección con leishmania en áreas endémicas.

El diagnóstico se establece en base a la sintomatología y hallazgos clinicopatológicos; y mediante técnicas de PCR y serológicas. El diagnóstico definitivo se obtiene mediante la identificación microscópica de mórulas de ehrlichia a partir de frotis de sangre, de la capa leucocitaria, punción de bazo y ganglios linfáticos, o a partir de muestras de médula ósea. La observación de mórulas de ehrlichia a partir de frotis de sangre es difícil; ya que, por lo general, únicamente están presentes en la fase bacteriémica aguda del curso de la enfermedad, a menudo antes de que el animal presente sintomatología.

El protocolo estandar de tratamiento que utilizamos en el Centro Veterinario JG para la ehrlichiosis canina es de 2 dosis de propionato de imidocarb (Imizol) a 5 mg/kg, vía IM, separadas una de otra 15 días; y doxicilina a 10 mg/kg/día, vía oral, durante 2 o 3 semanas dependiendo de la evolución del paciente.



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Aitor Fraile

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en aitor.vetjg.es
Esta entrada fue publicada en formación JG, infecciosas, laboratorio y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Ehrlichiosis Mononuclear Canina

¿Quieres recibir los comentarios por email?

Introduce tu email:

  1. Hendy dice:

    Tengo una French Poodle de nombre Niña, de 4 años con Ehrlichia canis en Mononucleares, pesa 4 kg, muy decaida, presenta petequias, mareos, fiebre de 40.5, no tiene apetito solo toma agua, le recetaron Proteizoo Plus: 0.5 cc SC dia de x medio durante 20 dias, doxiciclina 100 mg en dos dosis x dia, Nutri plus gel y sustancias hechas en casa de higado de res, yo le pongo el alimento en la boca de carne de lata para q pueda tragarsela antes de las pastillas y le administro biomax x mi cuenta para estimularle el apetito.
    Resultados de Examen:
    Hematocrito 21
    hemoglobina 6.8
    globulos rojos 2.3
    globulos blancos 1.750
    plaquetas 50.000
    segmentados 69
    linfocitos 28
    monocitos 01
    eosinofilos 02
    basofilos 00
    ESPERO SUS RECOMENDACIONES
    gracias de antemano

    • Aitor Fraile dice:

      Hola. El tratamiento que está administrando a su perrita es correcto. En nuestro hospital también administramos Imizol (dipropionato de imidocarb), además de la doxiciclina; pero es un tratamiento no exento de toxicidad, por lo que es importante evaluar el estado clínico del animal antes de su administración. Por otra parte, le recomiendo un control de la fiebre con antipiréticos, como Metacam, ya que presenta una fiebre bastante alta. No la fuerce a comer, pero sí puede administrarle los complejos vitamínicos y el estimulante del apetito que le está dando. Espero que se recupere pronto. Un saludo.

  2. Lauren dice:

    tengo una duda! mi perrito es un chihuahua tiene 2 meses 3 semanas. y tiene ehrlichia y el veterinario le esta dando Emicina y clidamicina por inyecciones. Yo leí que alos perros, ni gatos se les debe dar emicina por via intramuscular que porque causa necrosis local .. es verdad? o esta bien lo que esta haciendo el veterinario!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *