El gato poliquístico renal. Una enfermedad silenciosa

El 65% de los gatos desarrollan una insuficiencia renal, muchos de ellos por causa genética-poliquística

De la enfermedad renal poliquística o PKD (Poliquistic Kidney Disease) se ha demostrato su carácter genético hereditario (autosómico dominante, el homocigótico es letal), de evolución lenta en muchos casos pero de aparición temprana ( incluso desde el nacimiento del gatito) y que puede desembocar en fallo renal y muerte.

Imagen ecográfica estructural normal de un riñón felino

Aunque de siempre se ha hablado del gato persa y de sus cruces (uno de cada 3 persas tienen quistes renales), puede afectar y podemos demostrarlo prácticamente en cualquier raza de gato: persa, siamés, fold escocés, bengalí, ragdoll y en el gato común…

Se ha visto que entre el 5-10% de los gatos en general tienen el gen y por tanto tienen o desarrollarán quistes renales.

Un único y pequeño quiste renal cortical subcapsular. Su ruptura puede ocasionar una peritonitis

Pueden ser de aparición unilateral pero en la mayoría de gatos la afectación es bilateral (con un predominio mayor del riñón derecho ¡¡ según nuestra estadística, y aunque no está ligado al sexo el porcentaje de hembras que lo tienen es algo mayor) con la presencia desde un solo quiste (desde varios centímetros o afectando incluso a todo el riñón entero, como el caso que comentamos) a varias decenas de pequeños quistes de varios tamaños distribuidos aleatoriamente por todo el riñón (de ahí aunque errónea denominación, poliquística).

CLÍNICA:

Quiste renal afectando a médula y corteza renal. la ecografía es el método de elección para su diagnóstico

Según la cantidad, localización (cortical, subcortical o medular), edad de aparición, raza, otras patologías urológicas (obstrucción uretral, cistitis…), cardiocirculatorias, metabólicas… concomitantes, con aumento de la presión intrarrenal y acumulación de orina en ellos….la evolución en cada animal es más o menos lenta, incluso de años… y por tanto la clínica y síntomas asociados ( delgadez progresiva, pérdida del apetito, flojedad, apatía, depresión, vómitos y/o diarreas, deshidratación, polidipsia, poliuria..todos ellos combinados o no o de aparición progresiva..), hasta la aparición del fallo renal y muerte del animal.

DIAGNÓSTICO:

Aunque en muchos animales pasa desapercibido o mueren por otras causas, la mayoría los diagnósticamos a partir del primer año de edad, afortunadamente antes de que aparezca la insuficiencia renal.

Nosotros aconsejamos chequear a todos los gatitos en las primeras visitas o en el periodo de vacunaciones, para un diagnóstico más precoz y un mejor manejo y calidad de vida del animal…ralentizando la progresión de la misma.

El diagnóstico es inmediato, muy económico y fácil de realizar con una simple ecografía por nuestro especialista en diagnóstico por imagen, recorriendo ambos riñones desde polo craneal al polo caudal y desde pelvis renal hasta la cápsula, contando, midiendo y comparando en el tiempo todos los quistes, redondos u ovalados, con contenido anecoico, a veces fusionados, haciendo un mapa anatómico de ambos riñones, además de valorar las velocidades de flujo renal con doppler y los diámetros arterial y venoso.

Además del estudio ecográfico es importante valorar la hematología ( BUN, urea, creatinina, potasio, fósforo…),, el urianálisis (proteinuria, densidad urinaria…) y la tensión arterial para estadificar los grados de insuficiencia renal. Hay laboratorios especializados que realizan ya el test genético a partir de sangre para confirmar el origen genético.

TRATAMIENTO

El tratamiento es de por vida, siendo inicialmente dietético (dieta baja en fósforo, sodio, proteinas..) y combinado con todos los fármacos que se pueden utilizar en su justa indicación y posología en cualquier causa que provoque una insuficiencia renal: diuréticos, inhibidores de la convertasa, antihipertensivos, protectores gástricos, antibióticos, etc…

Riñón izquierdo de una gata joven. Un único quiste ocupando todo el riñón. La nefrectomía puede ser una urgencia.

La nefrectomía esta indicada en caso de afectación unilateral avanzada y en casos de insuficiencia renal que no responda a la medicación ni a la diuresis. En muchos de ellos puede haber un estallido y provocar una peritonitis. En caso que sea bilateral plantearemos el transplante renal en animales compatibles con la correspondiente terapia inmunosupresora antirechazo.

En cuanto a los criadores de gatos y contratos de compra-venta es importante solicitar la garantía o que estos animales estén libres de la enfermedad o del gen en el momento de comprarlos, con su correspondiente certificado.

Management, diagnosis and treatment of kidney failure in cats with PKD (Poliquistic Kidney Disease)



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Jose V. Griñan

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en jose.vetjg.es
Esta entrada fue publicada en ecografía, formación JG, medicina interna y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El gato poliquístico renal. Una enfermedad silenciosa

¿Quieres recibir los comentarios por email?

Introduce tu email:

  1. Cometí un error en la segunda oración de mi mensaje deberá leerse: que compartan conocimientos y experiencias.

    Jorge Manuel Mustonen Morel

  2. Los felicito. Tienen ustedes un gran equipo.

    Ojalá aparezcan muchos colegas como ustedes comparten conocimientos y experiencias.

    Soy un seguidor de ustedes y les admiro y respeto.

    Jorge Manuel Mustonen Morel,
    Dr. en Medicina Veterinaria,
    República Dominicana.

  3. Franklin Pazmino dice:

    Muy valiosa informacion. Sigan adelante

  4. Rocio dice:

    En el articulo se comenta que un 5-10 % de los gatos en general poseen el gen de poliquistosis renal, pero seria interesante saber si hay algun estudio indicando el porcentaje de cada raza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *