Vacunas

El calendario de vacunación infantil puede variar entre Comunidades Autónomas, por lo que cada niño deberá ser vacunado conforme al esquema vacunal de su Comunidad.

Calendarios de vacunación en las diferentes Comunidades Autónomas 2002

Diferentes Vacunas y sus características

VACUNAS ANTIHEMOFILUS TIPO B

Las dificultades para obtener una vacuna efectiva frente a las formas encapsuladas de H. Influenzae derivan de que la inmunidad suscitada por los polisacáridos de la cápsula no está mediada por linfocitos T. En niños pequeños, la capacidad de mantener la memoria inmunológica para reacciones no ligadas a linfocitos T es muy escasa. Por esta razón el riesgo de infección invasiva por H. Influenzae es máximo entre los dos meses de edad (cuando pierde los anticuerpos maternos) y los dos años. A partir de esta edad declina progresivamente hasta los cinco años, cuando el sistema inmunitario responde como en el adulto y el niño ha adquirido un nivel de anticuerpos suficiente para garantizar protección.

Las vacunas consistentes en polisacáridos capsulares purificados (de polirribosil-ribitol-fosfato, o PRP) son débilmente antigénicas y sólo provocan respuesta inmunitaria satisfactoria en mayores de 15 meses, es decir casi al final del período de máximo riesgo, y cuando las defensas naturales comienzan a hacer efecto. En las vacunas comercializadas las fracciones PRP van unidas a una proteína que es capaz de suscitar inmunidad mediada por linfocitos T. Esta proteína es distinta según el fabricante de la vacuna. En las comercializadas en España, es un toxicoide tetánico en la vacuna de Pasteur y SK Beecham. En la de Cyanamid es una mutación no tóxica de la toxina diftérica. En ninguno de los dos casos se confiere inmunidad contra tétanos o difteria, que siguen requiriendo su vacunación específica. Activan la defensa mediada por linfocitos T, que responde mal a polisacáridos, pero bien a proteínas.

Estas vacunas estimulan por tanto un mecanismo inmunitario presente en niños pequeños y que conserva la memoria inmunológica, con lo que las dosis sucesivas inducen una producción satisfactoria de anticuerpos. Se puede vacunar a los dos meses de edad y se dan tres dosis espaciadas 1-2 meses, con una dosis de recuerdo a los 15 meses. Si se comienza más tarde pueden darse menos dosis. No hay comparaciones de la capacidad inmunológica relativa de las dos vacunas. En cualquier caso proporcionan protección adecuada. Sin embargo parece una medida prudente hacer todo el ciclo de vacunación sin cambiar de marca.

El contenido aquí mostrado corresponde a BOT (base de datos de medicamentos en España 2002), que aunque está relacionado con medicamentos de uso humano, puede resultar muy útil para la medicina veterinaria de pequeños animales.



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Esta entrada fue publicada en farmacología, infecciosas. Guarda el enlace permanente.

¿Quieres recibir más artículos como este por email?

Introduce tu email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>