Marcadores Bioquímicos: Glucosa Plasmática (2ª Parte)

– continuación de “Marcadores Bioquímicos: Glucosa Plasmática (1ª Parte)” –

Son muy numerosas las causas de hipoglucemia en el perro y el gato. Un exceso de secreción de insulina o un defecto en la liberación de cualquiera de las hormonas contrarreguladoras puede ser causa de hipoglucemia. El insulinoma es un tumor de células secretoras de insulina, poco frecuente en el perro y muy rara en el gato, que cursa con niveles bajos y persistentes de glucosa plasmática, a menudo por debajo de 35 mg/dL. Algunos perros con hipoadrenocorticismo presentan bajas concentraciones de glucosa como consecuencia de los niveles disminuidos de cortisol. En éstas situaciones los niveles de glucosa suelen estar levemente disminuidas, por encima de 45 mg/dL.

Los animales que presentan shunts portosistémicos, o aquellos con insuficiencia hepática avanzada, también pueden presentar niveles levemente disminuidos de glucosa en el plasma a causa de un descenso en las reservas de glucógeno hepático. Esta hipoglucemia habitualmente es leve y se presenta en periodos de ayuno. Las enfermedades de almacenamiento de glucógeno son un grupo de patologías hereditarias raras que también causan hipoglucemia por alteraciones en la formación o liberación de glucógeno.

La sepsis producida por agentes cocobacilares Gram (-), o anaerobios Gram (+), es una causa frecuente de hipoglucemias, y en algunos casos, son muy marcadas. La hipoglucemia por sepsis es multifactorial y se produce por un aumento en el consumo de glucosa plasmática y por una disminución en la glucogenolisis. La hipoglucemia causada por sepsis es fácilmente identificable por los signos clínicos y la característica leucocitosis (habitualmente >30.000 leucocitos/µL) con desviación a la izquierda y presencia de neutrófilos tóxicos en el frotis de sangre.

Otra causa muy frecuente de hipoglucemia se presenta en perros neonatos o juveniles (especialmente en razas toy). Estas hipoglucemias pueden ser muy marcadas y con riesgo vital (muchas veces con valores de glucosa plasmática <30 mg/dL). No se conoce con exactitud el mecanismo fisiopatológico de la hipoglucemia en los cachorros, pero se considera que es una hipoglucemia de ayuno relacionada con la elevada tasa metabólica característica de las razas caninas de pequeño tamaño y con una inmadurez en los procesos metabólicos que conducen a la formación de glucógeno (reservas de glucógeno disminuidas).

Los perros de caza que han sido sometidos a ejercicios muy intensos también pueden desarrollar una hipoglucemia, en esta situación es por elevado consumo.

Las neoplasias, sobretodo aquellas de rápido crecimiento, también pueden ser causa de hipoglucemias, generalmente leves. Aunque son causas infrecuentes de hipoglucemia, se observan en neoplasias hepáticas (hepatoma y adenocarcinoma hepático) por un mayor consumo de glucosa por parte de las células tumorales y por un desplazamiento de los hepatocitos sanos, disminuyendo las reservas totales de glucógeno. También se han comunicado casos de hipoglucemia en animales con neoplasia pancreática exocrina. Otros tumores, como el caso de algunos leiomiomas y leiomiosarcomas, secretan una proteína similar a la insulina, ejerciendo una acción hipoglucemiante, que en algunos casos puede llegar a ser extrema, con valores inferiores a 30 mg/dL de glucosa plasmática.

Como causas iatrogénicas de hipoglucemia destacan la administración de excesivas cantidades de insulina en pacientes diabéticos, o la administración de fármacos hipoglucemiantes orales como la sulfonilurea. Algunos tóxicos como el etanol y el etilenglicol también se han relacionado con descensos en la concentración de glucosa plasmática.

Finalmente, en el último periodo de gestación podemos observar hipoglucemia por consumo como causa fisiológica de hipoglucemia.

En líneas generales, las causas de hipoglucemia mas frecuentes en cachorros y gatitos son la hipoglucemia del neonato, la inanición, el shunt portosistémico y la sepsis. En los adultos jóvenes, la insuficiencia hepática, el hipoadrenocorticismo y la sepsis. En los adultos de cierta edad y geriátricos es frecuente observarla en insuficiencia hepática, insulinoma y otras neoplasias extrapancreáticas, hipoadrenocorticismo y sepsis.

Los signos clínicos que se observan en los estados de hipoglucemia son debilidad, que usualmente comienza en el tercio posterior, incoordinación con deambulación en círculos y “como borracho”. Ladridos y maullidos intensos. En casos extremos, pueden producirse convulsiones y muerte.


– continuará en “Marcadores Bioquímicos: Glucosa Plasmática (3ª y última Parte) –



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Aitor Fraile

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en aitor.vetjg.es
Esta entrada fue publicada en endocrinología, formación JG, laboratorio, medicina interna, oncología y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Quieres recibir más artículos como este por email?

Introduce tu email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *