SEMIOLOGIA ERITROCITARIA: 1 – Discocito

Iniciamos una serie de blogs dedicados a las alteraciones morfológicas de los hematíes en el perro y el gato; y su significado clínico. Es importante señalar que muchas de tales “anormalidades” las podemos encontrar en animales completamente sanos, aunque generalmente aparecerán en bajas concentraciones. Sin embargo, la presencia de una destacada concentración de hematíes con una o mas anormalidades, puede constituir un importante indicio de la presencia de un proceso patológico que justifique la realización de pruebas adicionales para llegar a un diagnóstico correcto.

Pero, ¿como es un hematíe normal? Los hematíes poseen un citoesqueleto que se encuentra anclado a la membrana plasmática y que está constituido por varias proteínas que forman un retículo tridimensional en el citoplasma. Las proteínas mas importantes son la espectrina y la ankirina. El citoesqueleto de los hematíes posee importantes funciones; devuelve a la forma normal al eritrocito que se deforma tras pasar por regiones angostas como los capilares, sinusoides esplénicos o medulares, y participan en la estabilidad y deformabilidad de la membrana. El citoesqueleto proporciona al hematíe una forma de disco bicóncavo (discocito) mas acusada en el perro, pero con una menor concavidad en el gato. Esta peculiar morfología proporciona una mayor superficie de membrana en proporción a su volumen, cualidad que dota a los hematíes de una mayor deformabilidad y resistencia. Por esta razón, cuando se observan al microscopio óptico, los hematíes caninos (al igual que los humanos) presentan una palidez central, ya que en esta región la cantidad de hemoglobina es menor que en la periferia. La mayoría de los hematíes felinos no presentan esta palidez central a causa de su menor concavidad.

La microfotografía muestra un frotis de sangre canino con numerosos discocitos. Obsérvese la palidez central de intensidad variable en los hematíes. Sangre canina. Diff-quick 100x.

La microfotografía muestra un frotis de sangre felino obtenida con el mismo aumento que la anterior. En los gatos es característica la falta, o la casi inapreciable, palidez central de los hematíes. Compárese el tamaño de los hematíes felinos con respecto a los caninos de la microfotografía anterior. Sangre felina. Diff-Quick. 100x

Los eritrocitos maduros caninos poseen un diámetro medio de 7-8 µm y un volumen medio de 60-72 fL. Los hematíes felinos son de menor tamaño con 5-6 µm de diámetro y un volumen de 39-50 fL (Cuadro 1).




Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Aitor Fraile

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en aitor.vetjg.es
Esta entrada fue publicada en formación JG, laboratorio, medicina interna y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Quieres recibir más artículos como este por email?

Introduce tu email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *