Marcadores bioquímicos: Proteínas Totales, Albúmina y Globulinas Séricas (1ª Parte)

Las proteínas plasmáticas son moléculas nitrogenadas suspendidas en el plasma sanguíneo. Hasta la fecha han sido caracterizadas más de 250 proteínas plasmáticas diferentes en los seres humanos. La gran mayoría de proteínas plasmáticas se sintetizan en el hígado, salvo las inmunoglobulinas y las hormonas peptídicas. Muchas de ellas pueden ser cuantificadas de forma individual mediante métodos radioinmunológicos o inmunoquímicos. También podemos estudiarlas por grupos en función de su migración electroforética y clasificándolas como albúmina, fibrinógeno, α, β, y γ-globulinas. En el presente post nos centraremos en la determinación de las proteínas totales, albúmina y globulinas; y las variaciones que pueden sufrir en los pacientes caninos y felinos tanto en estados fisiológicos como patológicos.

Los métodos clásicos para la determinación de las proteínas totales (PT) emplean el método de Biuret, que ofrece un rango de linealidad óptimo para valores de proteínas totales comprendidas entre 1 y 10 gr/dL. Habitualmente, en medicina veterinaria se emplea el método de verde de bromocresol para la cuantificación de albúmina (ALB). La lectura se establece por espectrofotometría o de reactivo seco. El valor de globulinas séricas (GLOB) se obtiene restando los valores de albúmina a las proteínas totales.


Proteínas totales (gr/dL) – Albúmina (gr/dL) = Globulinas (gr/dL)


Refractómetro clínico. Se muestra la escala correspondiente a las proteínas totales séricas y la densidad urinaria para el perro y el gato en un refractómetro veterinario

Otro método de gran interés para la cuantificación de proteínas totales es la refractometría, que ofrece determinaciones de proteínas totales muy económicas y con una buena correlación con respecto a los métodos químicos. Los inconvenientes más importantes son la imposibilidad de desglosar las proteínas totales en albúmina y globulinas; y las importantes interferencias que se presentan cuando el suero/plasma se encuentra hemolizado o lipémico, ofreciendo lecturas falsamente aumentadas. Otras causas de falsos incrementos en las proteínas plasmáticas medidas mediante refractometría son una marcada hiperglucemia, presencia de niveles elevados de urea, sodio y cloro plasmáticos.

La albúmina es la proteína mas abundante del plasma. Es una pequeña proteína globular (67 kD) sintetizada por el hígado y con múltiples funciones. Es la principal proteína implicada en el mantenimiento de la presión oncótica o coloidosmótica. A pesar de que su concentración en gr/dL es del 35-50% con respecto al total de proteínas plasmáticas, contribuye aproximadamente en un 80% a la presión oncótica total del plasma sanguíneo. Esto es debido a su pequeño tamaño y a que la albúmina presenta una elevada carga eléctrica negativa neta que contribuye a la retención de cationes en el espacio intravascular. Esta carga eléctrica negativa impide el escape de albúmina a nivel del glomérulo renal, a pesar de que los poros del glomérulo presentan un diámetro ligeramente mayor a la albúmina, debido a que los bordes de los poros en la membrana basal glomerular presentan estructuras moleculares con cargas negativas que repelen la albúmina. Otras funciones importantes de la albúmina son la unión y/o transporte de glucosa, hormonas, ácidos grasos, bilirrubina no conjugada, calcio y medicamentos. También participa en el control del pH sanguíneo.

La síntesis de albúmina en los hepatocitos está favorecida por la disminución en la presión oncótica y mediada por la presencia de IL-1 y otras citoquinas. Cuando los niveles de albúmina en plasma son adecuados, el hígado deja de sintetizarla mediante un mecanismo autorregulatorio. El hígado posee una gran reserva para la síntesis de albúmina, por lo que es necesaria una insuficiencia hepática importante para que una reducción en su síntesis se traduzca en hipoalbuminemia. El tiempo de vida medio de la albúmina es directamente proporcional al tamaño de la especie. En el perro es de aproximadamente 9-10 días y en los humanos es de 21 días. El catabolismo de la albúmina se produce en varios tejidos; hígado, intestino y riñón principalmente.

Las globulinas están compuestas por el resto de proteínas plasmáticas y conforman un grupo muy heterogéneo de proteínas, de las cuales las inmunoglobulinas son las que se presentan en mayor concentración (medidas en gr/dL) debido a su elevado peso molecular (cerca de 150,000 kD para las IgG e IgA y 900,000 kD para las IgM). Otros ejemplos de globulinas son la antitrombina III, ceruloplasmina, haptoglobina, α-1 glicoproteína ácida, lipoproteínas y proteínas del complemento. El fibrinógeno se encuentra presente únicamente en el plasma sanguíneo ya que se consume durante la formación del coágulo, no encontrándose presente en el suero (o en bajas cantidades).


(continuará en la 2ª Parte)



Realiza las consultas que desees sobre este tema a nuestros veterinarios, gratuitamente, en el Club de tu mascota.

Para consultas entre veterinarios visita tu Comunidad.

Si eres estudiante de veterinaria visita tu Club.

Acerca de Aitor Fraile

- - - - - - - - - - para saber más sobre mí entra en aitor.vetjg.es
Esta entrada fue publicada en digestivo, formación JG, laboratorio, medicina interna, urología y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Quieres recibir más artículos como este por email?

Introduce tu email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *